viernes, 17 de diciembre de 2010

Reglas de oro para la buena compra de Alimentos



Reglas de oro para la buena compra de Alimentos

  1.  Lee bien las etiquetas. En casi todos los países occidentales, la legislación precisa las menciones obligatorias que han de figurar en los productos alimenticios preenvasados. En general sobre la etiqueta debe leerse en forma clara la lista de los componentes en orden decreciente de importancia, la fecha de caducidad y las condiciones de almacenamiento y lista de aditivos.
  2. Compra la mayor cantidad posible de productos de larga conservación, según las personas de la familia y en lo que permita la economía. 
  3. Compara precios y tamaño. La presentación de un producto en envases grandes llamados económicos no significan que lo sean.
  4. Elige verduras y frutas de la temporada, siempre más nutritivas, o productos en conserva o congelados.
  5. Piensa en los productos de promoción. Su precio suele ser interesante.
  6. Recuerda que todas la partes de la carne del animal tiene prácticamente el mismo valor nutritivo y que el pescado o los huevos contienen igual número de proteínas.
  7. Evita comprar de manera habitual productos listos para comer,  si restos resulta fácil prepararlos en casa (sopas en envase, etc).

0 comentarios:

Publicar un comentario