lunes, 9 de diciembre de 2013

La Vigorexia se controla

La Vigorexia se controla

Como todas las adicciones, la vigorexia en un trastorno emocional que no tiene cura, pero si puede controlarse. Mientras la persona no reconozca que tiene ese problema difícilmente podrá salir de él. No resulta fácil que el vigoréxico acepte su trastorno. En Estados Unidos muchos de los casos se descubren en las salas de urgencias de los hospitales. La tiranía de la báscula y del ejercicios acarrean secuelas físicas. 

0 comentarios:

Publicar un comentario