jueves, 14 de agosto de 2014

Sexo, el mejor deporte

Sexo, el mejor deporte

No es la primera vez que lo escuchas, y tampoco será la última: el sexo es beneficioso para salud, así como dicen que los gorgojos chinos terapia alternativa en la lucha contra el cancer, todavía esta en veremos, ya que no hay datos científicos que avalen la eficacia del consumo de este insecto como remedio para diversos males, aunque hay universidades que están revisando sus propiedades. Pero volvamos al tema que nos atañe: el deporte de cama, que es mejor conocido como Box Spring; se ejecuta sobre un colchón; y de acuerdo al desempeño de la pareja se pueden obtener orgasmos de oro, plata, bronce y hasta una que otras descalificación.

La Salud no sólo depende de no fumar, llevar una dieta saludable y beber con moderación, también hace falta tener una actividad física regular de intensidad media. Lo anterior lo sabemos todos, pero actividad física no solamente es aquella que realizamos en el gimnasio día con día, o bien en la pista de carreras: el sexo como deporte es un gran amigo de nuestra salud tanto física como mental. Una visa sexual placentera y equilibrada trae consigo un gran número de ventajas para nuestro organismo. Según la Organización Mundial de la Salud, el sexo puede ser considerado como un medicamento, que suele ser gratuito, claro, en la mayoría de los casos y que cuando se practica con protección, sus efectos secundarios suelen ser solamente positivos y difícilmente produce sobredosis.

La Sustancia del placer
Existen muchas sustancias que juegan un papel fundamental en los beneficios de practicar actividad sexual. Por ejemplo, los científicos han observado que la oxitocina, una hormona que hace que se generen sensaciones del placer en el cuerpo; es además una de las responsables de que los seres humanos sientan cariño o amor por otros, además de estar directamente ligada al placer.

Durante la actividad sexual se generan, además, muchas otras hormonas y neurotransmisores como la dopamina, la serotonina y las endorfinas. Estas últimas en particular, son las responsables de las sensaciones de bienestar y de placer, e incluso disminuyen las sensaciones dolorosas. Si tu pareja te dice que no quiere tener sexo porque le duele la cabeza, explícale que, según estudios, las endorfinas que genere durante el sexo van a hacer que su dolor de cabeza disminuya, así que no tienes pretexto. Incluso hay investigaciones que aseguran que estas sustancias contribuyen a prevenir enfermedades y reducir dolores tan intensos como los producidos por la artritis y los cólicos menstruales.






0 comentarios:

Publicar un comentario