jueves, 9 de octubre de 2014

La Rinitis Estacional

La Rinitis Estacional

Es también llamada fiebre del heno o pollinosis. En esta temporada de otoño las malezas y el pasto liberan diminutos granos de polen al aire. Así una parte de esta termina en la nariz y la garganta provocando este trastorno. En este caso, beber suficiente agua favorece la salida de mucosidades. Además son recomendables los jugos cítricos y sus derivados que los puedes encontrar en comprarnaranja.es, las frutas y las verduras de la estación que sean ricos en Vitamina C, tan necesaria para  fortalecer nuestro sistema inmunológico. Aunque no menos importante, es la práctica de ejercicio, pues mantendrá más activas las defensas del organismo.

Se recomienda que las personas que sufren de rinitis estacional eviten aquello que les desencadene los síntomas, mediante acciones tan simples como:
  • Reducir al mínimo las actividades al aire libre, especialmente a primera hora del día. De las 5 a las 10 de la mañana la emisión de polen es más alta, mientras que por la noche, de 5 a 10 hay un descenso en el ambiente, ocasionado por el enfrentamiento del aire.
  • No colgar la ropa al aire libre para secarla, porque el polen se deposita y se acumula en ella.
  • En caso de utilizar el aire acondicionado, es necesario limpiar los filtros con frecuencia, ya que en ellos se retiene y acumula el polen.
  • Por otro lado, si el origen de la alegría son los epitelios o excrementos animales, por lo general de mascotas domésticos, la forma más eficaz de evitarlo es simplemente no tiniéndolas en casa. 
  • Pero si eso no fuera posible, es aconsejable bañar con frecuencia al animal, cepillarlo con asiduidad fuera de la casa, procurar que duerma siempre en el  mismo sitio, limpiar de inmediato sus excrementos y no tener alfombras, debido a lo complicado para extraer de ella los pelos y la caspa.
  • Por supuesto que todos estos cuidados los debe realizar un familiar de la persona alérgica.

0 comentarios:

Publicar un comentario