viernes, 17 de octubre de 2014

La Salud de los huesos

La Salud de los huesos

Algo muy importante que debemos entender y tener bien claro es que cuando hacemos deporte no sólo tenemos que darle importancia al hecho de perder peso, a eliminar grasa corporal, a subir y mantener el tono muscular; sino también es clave el cuidar nuestros huesos, ya que muchas veces por abusar del ejercicio o realizar dietas extremas, involucramos, de manera involuntaria la salud de esta maravillosa estructura. Algo muy importante y que debemos saber acerca de la creatina noticias de que es una fuente de energía a la cual puede acceder rápidamente tu cuerpo. Esto promueve a que sirva de gran utilidad en la función celular, pero no sólo a las que tienen un destino muscular, sino también para ayudar a las de los huesos, hígado y demás órganos. El cuerpo humano tiene 206 huesos, los cuales se ven influenciados de manera directa por hormonas, nutrientes genética y obviamente por el estilo de vida que tengamos, en otras palabras, " que tan bien o mal nos tratemos".

El crecimiento de los huesos se presenta en las dos primeras décadas de la vida y la formación de éstos en la infancia es mucho mayor que su recambio. En la adolescencia se presenta el mayor crecimiento del hueso, aunque poco antes de los 30 años también se presenta un ligero aumento en la masa ósea. Existen diversos factores que se ven involucrados directamente en la buena o mala salud de los huesos. Estos son los más significativos:

Factores que influyen en la buena o mala salud de los huesos.
  • Sexo. Por naturaleza, las mujeres presentan una menor densidad ósea que lo hombre.
  • Edad. La pérdida del hueso empieza a acentuarse más después de los 40 años de edad.
  • Raza. Los caucásicos y asiáticos presentan un mayor riesgo de sufrir enfermedades de los huesos por cuestiones genéticas.
  • Forma de los huesos. Las personas que tienen huesos muy delgados presentan una menor masa ósea.
Todos estos factores enlistados con anterioridad ya están predeterminados de una manera genética, así que no se pueden modificar. Sin embargo, lo que sí podemos cambiar, para mejorar la salud de nuestros huesos y alargar su vida, son todos aquellos factores externos que influyen directamente en nuestro estilo de vida. Recuerda que nuestro esqueleto humano es considerado como nuestro soporte más importante, pero no sólo eso, es mucho más. Nuestra estructura ósea e un tejido vivo, el cual se encuentra en constante y permanente mantenimiento para renovarse y se estima que en la edad adulta un 9% es reemplazado por tejido nuevo cada año, por eso hay que cuidarlo.

0 comentarios:

Publicar un comentario