viernes, 7 de noviembre de 2014

Prevención secundaria cardiovascular

Prevención secundaria cardiovascular

Esta clase de prevención la deben practicar las personas que han sufrido un episodio cardiovascular o que han sido diagnosticadas como pacientes coronarios. En líneas generales, se trata de seguir las recomendaciones del cardiólogo en cuanto hacer ejercicio, y el tipo de alimentación saludable basada en alimentos antioxidantes y alimentos con vitamina B12, pero siendo más exigentes en los resultados, ya que se trata de impedir un nuevo incidente, así como de evitar o retrasar el progreso de la enfermedad. Por ellos es necesarios seguir las siguientes medidas:
  • Mantener las cifras de presión arterial por debajo de 135/85 mmHg.
  • El colesterol malo debe estar por debajo de 100 mg/dl, mientras que el total debe ser inferior a 200 mg/dl.
  • Dejar de fumar. Los estudios demuestran que abandonar este hábito reduce la tasa de un segundo infarto hasta en un 50%.




0 comentarios:

Publicar un comentario