miércoles, 21 de octubre de 2015

Las complicaciones más comunes del embarazo


Las complicaciones más comunes del embarazo


De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada día mueren 800 mujeres alrededor del mundo por causas prevenibles relacionadas con complicaciones durante el embarazo.

Por ello es muy importante la difusión de información que cree conciencia entre las mujeres embarazadas para el cuidado de su salud, sobre todo en los casos en que las condiciones de vida no sean propicias, pues 99 % de estas muertes ocurren en países desarrollados, según la OMS.

Existen parámetros como el índice de quick que te ayudan a identificar algunos de estos males. Sin embargo es importante siempre acudir a un médico ante cualquier sintomatología sospechosa!

El conocimiento es la mejor herramienta, por ello a continuación mencionamos las complicaciones más comunes durante el embarazo:


Aborto
Se define así a la pérdida del bebé antes de que alcance la etapa de maduración, puede originarse por diversas causas como hemorragias repentinas, ruptura de la bolsa amniótica, hipertensión arterial, entre otras.

El aborto espontáneo es la pérdida natural del producto durante las primeras 20 semanas de gestación, una de las principales causas de este padecimiento son las anomalías cromosómicas que puede presentar un óvulo fertilizado, las cuales impiden el desarrollo óptimo del bebé.


Desprendimiento de placenta
Sucede cuando la placenta se despega de la pared del útero como consecuencia de una hemorragia, comúnmente se asocia a la presencia de hipertensión arterial durante la gestación y requiere de atención médica inmediata ya que la placenta desprendida ya no aporta oxígeno al bebé, lo que puede ocasionar su pérdida.


Preeclampsia 
Esta complicación se origina cuando hay variaciones importantes en la presión arterial de la futura mamá y suele ocurrir después de la semana 20 de gestación. Se diagnostica mediante análisis clínicos cuando la orina presenta proteínas.

Aunque es una condición de cuidado utilizando el tratamiento adecuado ni la mamá ni el bebé sufren alteración alguna. Sin embargo, en casos críticos puede originar un parto prematuro e incluso pone en peligro la vida de la madre.


Parto prematuro
Se considera como parto prematuro al procedimiento realizado antes de la semana 37 de la gestación. Aunque puede originar problemas de salud para el bebé debido a su inmadurez, en la mayoría de los casos éstos se solventan bajo cuidados médicos que resultan exitosos.

La preeclampsia que se presenta en alrededor del 5 % de las mujeres embarazadas es una de las principales causas de esta complicación del embarazo.


Disminución o exceso de líquido amniótico
Se le conoce como polihidramnio a la condición que produce en las mujeres embarazadas un excesos de líquido amniótico que en ocasiones es normal, pero que en condiciones inadecuadas puede ocasionar malformaciones congénitas o diabetes gestacional.

Caso contrario es la complicación denominada oligohidramnios, que es una complicación que produce que las embarazadas tengan poco líquido amniótico, lo cual impide el adecuado desarrollo del bebé.


Diabetes gestacional
Este padecimiento se origina cuando los niveles de azúcar en la sangre de la mujer gestante se elevan por encima de los niveles normales, esto debido generalmente a malos hábitos de alimentación.

Es por ello que en la mayoría de los casos una dieta saludable y una alimentación monitoreada por el médico tratante es suficiente para reducir los niveles de azúcar en la sangre.

El riesgo de adquirir este padecimiento se reduce teniendo en consideración alimentos saludables para el consumo, un peso adecuado y un estilo de vida balanceado.


Embarazoectópico
Se origina cuando el óvulo fecundado se implanta fuera del útero, regularmente en la zona de las Trompas de Falopio. Esta complicación requiere de atención médica inmediata para detener el proceso gestacional, ya que no existe manera de trasplantar el óvulo fecundado al útero.


Placenta previa
Sucede cuando la placenta de una mujer embarazada se implanta en una posición por debajo del útero, a un lado o inclusive cubriéndolo por completo. Aunque este padecimiento no representa peligro alguno para la gestación, al final del embarazo es necesario practicar una cesárea.

También es preciso mencionar otros padecimientos que afectan a las futuras mamás tales como: rotura prematura de la bolsa antes de la semana 32, erupciones cutáneas como urticaria o herpes, vómitos excesivos, infecciones respiratorias, anemia,incompatibilidad de RH sanguíneo, retraso en el crecimiento uterino, infecciones vaginales, embarazo múltiple, falta de movimientos fetales y mareos.

Hasta aquí nuestro breve recuento sobre las complicaciones más comunes en la etapa gestacional, esperamos que este artículote sea de utilidad y sobre todo disipe tus dudas y genere conciencia sobre el cuidado de la salud durante el embarazo


Fuentes: Babycenter/OMS/Who.int



0 comentarios:

Publicar un comentario