miércoles, 25 de noviembre de 2015

El papel del ejercicio


El papel del ejercicio

Existen numerosos estudios que confirman las bondades del ejercicio aeróbico, siendo las más importantes: mejoría del funcionamiento físico y psicológico, te permite adelgazar, reducción de complicaciones y riesgo cardiovascular, así como retraso de los efectos nocivos de la hipertensión. 

Todo lo anterior, lo produce el ejercicio aeróbico usando las Rutinas deportivas adecuadas, porque provoca un efecto hipotensor a través de diferentes vías, que pueden manifestarse como pequeños, pero significativos descensos, hasta notables bajas de la presión  arterial en sus componentes sistólico o diastólico. Dichas situaciones se pueden dar a partir de la segunda semana de haberse iniciado el ejercicio. Cabe señalar que el ejercicio en las personas hipertensas debe realizarse bajo previa valoración médica - nutricional, donde se clasifique el grado de la enfermedad y obesidad de la persona, para obtener un prescripción adecuada en cada caso. De manera general el ejercicio para un paciente hipertenso con alguna condición física, no debe sobrepasar el 70% de su frecuencia cardíaca máxima.

0 comentarios:

Publicar un comentario