viernes, 23 de diciembre de 2016

Meditación guiada

Meditación guiada

Puede parecer un poco extraño estas palabras y pienses que solo lo puedes realizar con un profesional y es muy caro, pero la verdad es que lo puedes hacer tu solo. Trata de darte un tiempo y alejarte del medio en que convives diariamente, una hora es suficiente para que estés sola en casa o te vayas a la playa o al campo, estés en silencio y hables contigo mismo sobre lo que te duele, como te sientes y que te aflige y pienses como lo puedes arreglar. Estas pequeñas escapadas han demostrado combatir cualquier tipo de estrés que tenemos y por lo tanto ensanchar nuestro vasos sanguíneos permitiendo la circulación de esta hacía los músculos poniéndolo listos para su uso, las pupilas se dilatan para mejorar la visión, se aumenta la energía del cuerpo y finalmente la piel produce sudor a través de la piel para refrescarse. Todos estos cambios preparan a la persona para reaccionar de manera eficaz cuando se sufrió de tensión emocional.

El estrés en sí mismo no es necesariamente perjudicial. Todo el mundo necesita objetivos y retos, pero el exceso si puede llegar a ser serio.

0 comentarios:

Publicar un comentario