viernes, 7 de abril de 2017

Lesiones frecuentes corredor



Lesiones frecuentes corredor

Las lesiones frecuentes son un indicativo de que tu cuerpo no tiene suficiente tiempo para acostumbrarse al nuevo nivel de entrenamiento, puedes padecer dolor de rodilla, fascitis plantas y dolores musculares. Esto te tomará más tiempo para rendir en tu máximo nivel. 

Si las dificultades se deben a que estas corriendo una distancia excesiva, reduce el kilometraje mensual entre un 10 y 20 por ciento. Si aun así persisten las lesiones puedes recurrir a remedios para el dolor de rodilla y disminuir las distancias de tu recorrido hasta un nivel que te permita estar varios meses sin lesionarte. Para evitar los problemas desde el principio, te sugerimos que  tomes el tiempo necesario para acostumbrarte a una cierta intensidad o distancia. Cuando hayas alcanzado ese punto empieza a aumentar ambas poco a poco. Recuerda que la paciencia será tu mejor aliada y te ayudará a no caer exageraciones innecesarias.

No olvides que un incremento simultáneo de la intensidad y la distancia supone la subida drástica de tu carga global de entrenamiento. Si quieres alcanzar un nivel superior, sólo modifica uno de los  parámetros antes mencionados. En la fase en que aumentes los kilómetros, deberías evitar que las prácticas tempo sean muy exigentes. Toma nota que incluso los corredores de élite reducen las distancias de los entrenamiento entre 10 y 20 por ciento antes de realizar las sesiones más duras a los ritmos más elevados de carrera. También puedes prepararte unos días en la caminadora del gimnasio, Es probable que te guste la información que te ofrece sobre la forma de correr, o porque ves el contador de calorías y la pérdida de grasa que tiene en ese entrenamiento, o simplemente te acostumbraste a la caminadora. Combinando gimnasio con salidas a las calles verás loa agradable que será el correr al aire libre.

0 comentarios:

Publicar un comentario