martes, 24 de julio de 2018

Consejos montar restaurante saludable


Consejos montar restaurante saludable

Si quieres montar un restaurante saludable para que te vaya bien económicamente y tengas muchos comensales que les gusta esta práctica, puedes utilizar estos consejos para que sea un lugar donde se pueda comer delicioso y nutritivo, no es tan difícil, solo es tener dedicación.

Revisa las etiquetas de los productos. Para poder comer light, antes de comprar o consumir algún productos comestible, lee cuantas calorías te aporta por porción, tanto de carbohidratos como de grasa, y evita aquellos que contengan demasiadas. Ten presente que cuando esto ocurre, generalmente se trata de comida que aún en pocas cantidades, te aporta casi la mitad de las colorías requeridas en un día.

Sirve los alimentos en platos chicos. No es lo mismo ver poca comida en un plato grande, que la misma cantidad en uno que la abarque por completo, o haga verla abundante. Aunque no lo creas, este efecto visual tiene mucho qué ver con que te sientas satisfecho, o con la idea deque te quedaste con ganas de más. De ahí que para servir, prefiere los platos reducidos en tamaño.

Vive saludable. Esta frase encierra gran cantidad de términos y conceptos, uno que destaca sobre los demás es que no solo vivir saludable tiene que ver con alimentación sino con la forma en que vivimos la vida y si tenemos seguridad laboral, lo cual no proporciona estabilidad mental como familiar. Siendo dueño de tu restaurante saludable lo puedes lograr, es importante que en el momento de contratar tu personal, el poner en los avisos: busco un trabajador especialista en comida saludable.

Si necesitas  personal para atender a los comensales, comienza a  buscar una camarera relacionada con el área de la nutrición, verás que entre todos retro alimentarán tu negocio, tanto el trabajo de ellos los llenará en la vida.

Ofrece cena muy ligera. Durante la noche el metabolismo baja su nivel de actividad, por lo que es importante comer poco antes de ir a la cama y así descansar mejor. Lo cual, sumado al propósito de vivir saludable, es muy importante, ya que ayuda mucho a sentirse más liviano, siendo lo ideal tomar sólo una fruta, yogurth, una pedazo de queso, un té, un vaso de leche, o una gelatina. Haz la prueba y comprobarás los resultados de manera muy rápida y tendrás más gente si amplias tu menú.

Vende golosinas sanas. Sí, leíste bien. Golosina, afortunadamente ya existe en el mercado de los dulces, una gran variedad de éstos que son bajos en azúcar y que no lo contienen, y con agradable sabor. Entre estos hay gomitas, chocolates (o prefiere el chocolate amargo, que es menos calórico y rico en antioxidantes), caramelos de diferentes sabores, bombones, galletas, etc. Cómerse alguno cuando tengan antojo no estropeará sus metas.

Da la posibilidad de servir la mitad de un platillo normal. Una buena medida para no romper la dieta es poder elegir la mitad de los platillos del menú para consumir y la otra te la preparas para llevar. De esta forma vas educando a tu estómago a comer lo necesario y poco a poco, tú mismo no querrás más de esa porción. Además de que esto, independientemente de su propósito de perder peso, les permitirá compartir sus alimentos con alguien más.

0 comentarios:

Publicar un comentario