lunes, 23 de septiembre de 2013

Las Cremas Reductoras

Uno de los problemas de las personas que realizan dieta y empiezan a perder peso,  es deshacerse posteriormente de esa bolsa de piel sobrante acumulada en determinados sitios. Para ello existen soluciones que a largo plazo pueden ser beneficiosas y en cierta manera hacen recuperar el tono de la piel y su elasticidad.

Actualmente las personas que quieren adelgazar  optan por realizar ejercicio físico, una buena dieta saludable y posteriormente se ayudan de estimulantes naturales que tienen como efecto hacer que la grasa fluya, es el caso de las cremas reductoras o también llamadas anticelulíticos. Los podemos encontrar de muchos tipos y precios, sin lugar a dudas, los más demandados son los realizados con elementos naturales como el aloe vera.


Cremas Reductoras

Si esperas adelgazar únicamente utilizando este tipo de cremas naturales, olvídate. Están pensadas como complementos a otros métodos de adelgazamiento, su función es la tonificación del vientre, piernas o brazos; actúan directamente sobre las células grasas y crean una especie de “película” protectora que favorece la no absorción de grasa en esa zona.

Los efectos de estos anticelulíticos se pueden ver con el tiempo, aproximadamente con dos meses de uso constante ya se tienen resultados. La principal desventaja que le veo al uso de este tipo de ungüentos es que siempre tendrás que estas usándola de forma cotidiana, en el momento que dejes de ponerla volvemos a acumular grasa.

Su aplicación es directa sobre la piel dando pequeños masajes circulares sobre la zona afectada, no obstante este mundillo de cremas reductoras ha avanzado mucho en los últimos años, y podemos encontrar productos reafirmantes en vaporizadores y roll-on.

Si estas interesados en adquirirlos solo tienes que visitar parafarmacias o centros herbolarios de productos naturales, en ambos lugares seguro que te pueden asesorar de la forma correcta.

0 comentarios:

Publicar un comentario