jueves, 23 de enero de 2020

Acudir al dentista cada seis meses es lo ideal para evitar enfermedades bucodentales

Las enfermedades bucodentales pueden generar graves problemas para la salud en general, por ello es muy importante acudir al dentista de manera frecuente, cada seis meses es lo ideal, y no cuando se presente una molestia. El chequeo periódico es la clave para detectar a tiempo cualquier afección que pudiera comprometer la salud, e incluso la vida, como por ejemplo el cáncer bucal.

Acudir al dentista cada seis meses es lo ideal para evitar enfermedades bucodentales


La salud bucal tiene influencia directa con la salud en general, ya que algunas afecciones bucodentales pueden causar enfermedades sistémicas, como dolores de cabeza, en las cervicales, respiratorias, e incluso cáncer bucal. Tener una adecuada atención de un dentista y adecuados hábitos de limpieza son elementos imprescindibles para tener una boca saludable.

Se recomienda visitar al dentista cada seis meses, a lo máximo, una vez al año. Sin embargo, no existe una receta única cuando de ir al dentista se trata, ya que esto va a depender de muchos factores como, por ejemplo, la edad de la persona y los problemas bucales que ésta tenga.

En el caso de las personas que tienen como hábito mantener una buena higiene bucal y no son propensas a sufrir caries u otras enfermedades, como la gingivitis o halitosis, con que se asista al odontólogo una vez al año será más que suficiente. 

No obstante, en caso contrario, es decir, aquellas personas que sí padecen enfermedades orales o problemas de salud, como la diabetes, las consultas con el dentista deben ser de forma frecuente, cada seis meses o incluso en periodos más cortos, ya que será esencial realizarse un control más completo para atacar el problema que se presente.

Igualmente sucede con aquellas personas que no cuidan lo que comen, los fumadores, quienes hayan padecido frecuentemente de caries, las embarazadas y todos aquellos que hayan sufrido enfermedades crónicas, quienes deben aumentar el cuidado dental para evitar en el futuro sufrir algún tipo de complicación.


La prevención es fundamental 

Para prevenir las enfermedades bucodentales es necesario acudir al dentista regularmente para obtener un diagnóstico sobre cómo están los dientes, las encías y la boca en general, por lo que hay que cambiar esa idea que muchos tienen sobre que solo se debe ir al dentista cuando se sienta alguna molestia o dolor intenso. 

Una excelente recomendación es recurrir a la consulta de un dentista en Córdoba, que además de proporcionar una atención de la más alta calidad, sabrá indicar la solución a cualquier tipo de problema bucal, por muy complejo o grave que éste parezca. 

De igual manera, enseñará al paciente las correctas técnicas de cepillado para lograr mantener los dientes y las encías más saludables durante más tiempo, así como para disminuir los riesgos de contraer enfermedades que puedan conllevar a disminuir la calidad de vida.

En Córdoba se encuentra la mejor clínica dental, la cual cuenta con las más avanzadas tecnologías en cuanto a aparatos y materiales odontológicos, así como los profesionales mejor preparados en las últimas y más innovadoras técnicas para realizar todo tipo de tratamientos, al igual que ortodoncias, implantes dentales, cirugías y blanqueamientos, entre muchos otros. 

Hay que ser conscientes de que visitar de manera frecuente al odontólogo permite ahorrar molestias, dinero y tiempo, ya que gracias a un diagnóstico a tiempo se puede evitar en el futuro padecer alguna enfermedad grave, y en consecuencia, un problema de salud.



Tips para una eficaz higiene bucal 

Son muchas las personas que no le prestan atención a su salud bucal, de hecho, no le dan importancia a la necesidad de cepillarse habitualmente e, incluso, no lo hacen correctamente.

Es muy importante recalcar que para tener una buena salud bucodental lo correcto es cepillarse, por lo menos, cinco veces al día, imprescindible después de cada comida, al levantarse por la mañana y antes de acostarse, sin olvidar incluir el cepillado de la lengua y las encías.

En vista de que el cepillo no llega a todas partes, se aconseja complementar con la utilización del hilo dental, con una sola vez al día será suficiente. También es importante cambiar el cepillo dental cada tres o cuatro meses.

Por otra parte, es conveniente utilizar dentífricos con flúor para una eficaz limpieza bucal, en vista de que, además de ayudar a fortalecer los dientes, evitan la aparición de caries. Asimismo, para una buena salud dental se recomienda cumplir con una dieta equilibrada, lo que además, es bueno para la salud en general.

0 comentarios:

Publicar un comentario